El primer satélite con datos abiertos para todo el mundo será lanzado en 2025.

El primer satélite con datos abiertos para todo el mundo será lanzado en 2025.

La noticia de que en el año 2025 se lanzará el primer satélite con la particularidad de ofrecer datos abiertos para toda la población mundial ha generado gran expectación en la comunidad científica y tecnológica. Este hito representa un avance significativo en el campo de la exploración espacial, ya que permitirá a investigadores, académicos y entusiastas acceder a información valiosa de manera gratuita y transparente. La iniciativa de poner estos datos al alcance de todos impulsará la colaboración internacional y el desarrollo de nuevas investigaciones en diversas áreas, abriendo un mundo de posibilidades para el futuro de la exploración espacial.

Index

Satélites científicos revolucionarán la investigación espacial con datos abiertos

Los métodos de investigación que utiliza la ciencia podrían dar un vuelco gracias a la implementación de nuevas técnicas. Una startup británica pretende ir más allá y está trabajando en lanzar satélites científicos al espacio para el año 2025. Blue Skies Space ha recibido una financiación de 2 millones de libras, algo más de 2,3 millones de euros, y se ha aventurado en una misión nueva. La empresa pretende observar las estrellas desde el propio espacio para obtener así los datos mediante una fuente directa. El proyecto pretende beneficiar a todos los investigadores. Los satélites enviarían los datos directamente a los equipos que estén suscritos a uno de sus planes de pago, ha expresado la compañía.

Startup británica lanzará satélites para democratizar el acceso a datos astronómicos

Startup británica lanzará satélites para democratizar el acceso a datos astronómicos

Esto podría cambiar el enfoque del estudio del universo. Los profesionales dependen actualmente de agencias gubernamentales como la NASA en Estados Unidos o la ESA en la Unión Europea. Los investigadores deben solicitar permiso para acceder a la información y las organizaciones lo aprueban o deniegan, pero se quejan de que lo que reciben no cubre sus demandas. Los datos recopilados por el telescopio James Webb recibieron 1.600 solicitudes de grupos de investigación que querían seguir su muestreo. La NASA solo aprobó el acceso a 249, lo que equivale a una relación de casi siete a uno. Blue Skies Space pretende acabar con esta brecha en el acceso a la información.

Nuestra visión no es solo ofrecer ciencia de alta calidad, sino también ofrecérsela a cualquier científico del mundo, ha asegurado Marcell Tessenyi a TNW, director ejecutivo de Blue Skies Space. La compañía ofrecerá a sus clientes la posibilidad de comprar una suscripción anual o el acceso a los datos por horas.

Los primeros satélites del programa Mauve se lanzarán en 2025